Cupcakes de manzana por una buena causa

A veces nos hace falta un jarro de agua fría para darnos cuenta de la suerte que tenemos.

la foto 1-16

En serio, pensadlo. Los que ahora me estéis leyendo lo estaréis haciendo desde vuestro ordenador, tablet, o smartphone. Con el dinero que empleamos en cualquiera de estos aparatos, una familia comería más de un mes.

Y no digo que no os merezcáis un iPhone, que seguro que sí,  ni que no os lo compréis. Pero si tenemos para eso, pensad que  también tenemos para echar un cable al de al lado. Y si fuésemos más los que lo hiciésemos, seguro que habrían muchas menos personas pasando hambre.

la foto 2-17

Hace unos días palpé la pobreza de primera mano y me sentí francamente mal.  Hoy me gustaría, contando mi experiencia,  motivar un poco a la gente a aportar su granito de arena.

la foto 5-11

El restaurante de mi madre en Ibiza, Chimichurri, colabora con Cáritas elaborando varios platos, una vez a la semana, para aquellas personas que están en una situación tan precaria, que no tienen nada que llevarse a la boca. Los platos se preparan en el restaurante, y después se transportan y se sirven a la hora de comer en el local que tiene Cáritas en  San Antonio. Es irónico que se encuentre justo detrás del conocidísimo Café del Mar, donde una botella de agua quizá cueste unos 6 euros.

Cuando mi madre me habló de lo que habían empezado a hacer, me llenó de orgullo. Hay que dedicar algo  de tiempo y de dinero, pero  merece mucho la pena.  Me propuso que preparase algo dulce para que lo llevásemos, y me pareció una idea estupenda.

la foto 4.PNG

El local que tienen es como un restaurante chiquitito y modesto con una pequeña cocina para preparar las cosas. Cuando empezaron a llegar los comensales, nos dimos cuenta de que eran menos personas de las que esperábamos porque  en verano se van generando más empleos y, gracias a dios, cada vez hay menos gente necesitada de comida.

la foto 2-16

Os aseguro que cuando estas ahí, y  ves la cara de esas personas en esa situación tan triste, y agradecidas, te da un vuelco el corazón, y te entran ganas de hacer más cosas.

Aquí os dejo la receta de los cupcakes que les llevamos el otro día:

 

CUPCAKES DE MANZANA

Ingredientes (para 6 cupcakes):

  • 60 ml de aceite de girasol
  • 1 huevo
  • 140 gr de azúcar moreno
  • 120 gr de harina
  • 120 ml de leche
  • 1 cucharadita de extracto de manzana
  • 1⁄2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 manzana pelada y cortada en dados pequeños
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 170º.
  2. Batimos el aceite de girasol con el azúcar moreno.
  3. Añadimos el huevo y batimos para que se mezcle bien.
  4. Vamos echando  la harina y la leche intercalándolas.
  5. Incorporamos el extracto de manzana, la levadura y la canela y batimos a baja velocidad hasta que todo se integre.
  6. Ya a mano, añadimos a la masa los trocitos de manzana y removemos con una espátula con movimientos envolventes.
  7. Rellenamos las cápsulas para cupcakes 3/4 de su capacidad.
  8. Horneam0s entre 22 y 24 minutos o hasta que al pinchar el cupcake con un palillo salga limpio.

 

la foto 1-17

 

Ingredientes para la crema:

  •  1/2 manzana pelada
  • 150 gr de mantequilla
  • 300 gr de azúcar glas
  • 1 cucharada de queso de untar (tipo Philadelphia)
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de manzana

 

Preparación:

  1. Troceamos la manzana y la pasamos con un poquito de azúcar moreno por la sartén hasta que se dore y ablande.
  2. Trituramos la manzana hasta hacer un puré y reservamos para que se enfríe.
  3. Tamizamos el azúcar glas.
  4. Batimos la mantequilla con el azúcar glas hasta que blanquee y  quede una textura cremosa.
  5. Añadimos el puré de manzana y batimos hasta que se integre.
  6. Incorporamos la cucharada de queso de untar, la canela y el extracto y batimos a velocidad suave hasta que quede todo bien mezclado.
  7. Metemos la crema en una manga pastelera y decoramos los cupcakes.

 

la foto-19

¡Hasta pronto!

Gisela.

Minicupcakes de vainilla y superación

¡Hola!

Hoy os traigo unos minicupcakes de vainilla la mar de ricos, y con mucho rosa.

El rosa, es el color de la mujer por excelencia. Representa la feminidad. También representa la lucha contra el cáncer de mama, y eso es lo que hicimos 11.000 mujeres el pasado domingo en la Carrera de la Mujer de Valencia.

la foto 3-4

¿Yo corriendo una carrera? La verdad es que no me lo creo ni yo.

Nunca me ha gustado correr. He tratado de evitarlo siempre que he podido, y hasta hace unos meses, correr 10 míseros minutos me suponía una odisea.

Os diré lo que me decía mi hermana: “Gisela, para la mujer, correr, que está muy bien pegarse unos bailes en zumba o hacer un ratito de bici o elíptica, pero si quieres resultados reales, tienes que coger una buena dinámica de salir a correr varias veces por semana”.

la foto 1-5

Y la verdad es que tenía razón. No creáis que respeto lo de salir varias veces a correr todas las semanas, que ahora me puedo poner a correr maratones o que se me ha quedado el tipín de Gisele Bundchen, ni mucho menos, pero sí que intento compaginar ejercicios más llevaderos con salir a correr de vez en cuando.

Me siento mejor conmigo misma y después de sudar un rato, todo se ve de otro color. Al principio cuesta, y hay que intentar ir cogiendo resistencia progresivamente, pero os prometo que se puede, y que si empezáis no os arrepentiréis.

la foto 5-2

Pues la carrera de la mujer iba de eso precisamente. De que todas juntas corriésemos por la  lucha contra el cáncer de mama, de superación  y de animar a la gente a llevar una vida saludable y a hacer ejercicio.

Fue muy emocionante. Y más, porque la corrí en familia con mi madrina y mi hermana. Fue una auténtica fiesta. Miles de mujeres, vestidas con las camisetas rosas de la organización, bailando, saltando, gritando, y finalmente corriendo. La verdad es que se me pusieron los pelos de punta al ver toda esa marea rosa corriendo por el paseo marítimo con el sol espectacular que salió.  Y también al cruzar la meta.  Fue una experiencia muy bonita, y os animo a que si podéis participar en alguna lo hagáis.

mg_6872

carrera mujer

Y ahora, a por la receta. Que diréis, esta chica nos está  aquí contando un rollo sobre ejercicio físico y vida saludable, y ahora nos quiere encasquetar ochocientas mil calorías. Oye, pues sí. Que no hay que obsesionarse. Que una puede comer dulces y demás cosas caloríficas y llevar una vida saludable. La clave es no abusar y no tener el culo todo el día pegado al sofá.

la foto 4-4

MINICUPCAKES DE VAINILLA 

Ingredientes (para 20 minicupcakes o 6 cupcakes normales):

  • 80 gr de margarina
  • 140 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 120 gr de harina
  • 120 gr de leche
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharada de vainilla en pasta

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 170º.
  2. Batimos conjuntamente margarina y azúcar.
  3. Añadimos el huevo y batimos hasta que se integre.
  4. Tamizamos la harina.
  5. Incorporamos harina y leche intercalándolas y batiendo tras cada adición.
  6. Echamos la cucharadita de levadura y la cucharada de vainilla y volvemos a batir.
  7. Llenamos las cápsulas para cupcakes hasta casi el borde del papel  (con los cupcakes normales solo las lleno 3/4).
  8. Horneamos 12 minutos y comprobamos que están hechos pinchándolos con un palillo. Lo estarán si sale limpio.

Para la buttercream:

  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar glas
  • 3 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de vainilla en pasta
  1. Batimos la mantequilla hasta que quede cremosa.
  2. Tamizamos el azúcar glas y lo vamos añadiendo a cucharadas.
  3. Una vez hemos añadido todo el azúcar, batimos la crema 4-5 minutos más a velocidad alta hasta que coja consistencia y blanquee.
  4. Echamos las cucharadas de leche y la de vainilla en pasta y batimos nuevamente hasta que se integren.

 

la foto 1-3

Están buenísimos. Así que ya sabéis: ¡cupcake y carrerita!

la foto 4-3

Gisela 

 

Cupcakes de limón y crema de queso

¡Hola!

Hoy trato de contestar a la pregunta de por qué empezar un blog. Como diría Marieta, ¿blog sí, o no?.

Muchos son los que se encuentran en la disyuntiva de empezarlo o no. Y fue una pregunta que yo también me hice en su día. Suele frenarnos la incertidumbre de no saber si a alguien le va a interesar lo que escribimos, o si no hay ya bastantes webs que hablan de lo que nosotros vamos a hablar.

Hay que partir de la premisa de que siempre habrá un blog mejor que el nuestro. En unos, las fotos serán más bonitas, y en otros, se contarán historias más interesantes. Si eso lo tenemos claro,  disfrutaremos de la experiencia y no nos agobiaremos.

la foto 1

Abrir un blog te da infinitas posibilidades. Puedes tomártelo como un hobby, aprovecharlo para liberar tus opiniones y explorar la imaginación, utilizarlo como herramienta de trabajo, e incluso escribirlo para ti mismo exclusivamente. Al final, es una hoja en blanco que podemos pintar del color que queramos. O al menos así lo concibo yo.

A mi siempre me ha gustado escribir. En general, siempre me ha gustado cualquier cosa que implique algo de imaginación. Me gusta saber que habrá alguien paseándose por estas letras en un rato.Y también saber que alguien se ha emocionado con algo que yo he escrito. Son simples letras, pero transmiten muchas cosas.

la foto 2

Ser sincero y abrirse, sí es importante. Cuanto más de nosotros mismos demos al blog, más real será y más gustará. No es lo mismo ver una simple receta de cocina con cuatro fotos, que leer la experiencia de la persona que la ha hecho o las anécdotas que ha vivido por el camino. Tampoco es lo mismo ver una foto de una streetstyler con un simple enlace a las tiendas en las que ha comprado las prendas, que leer cómo se divirtió eligiéndolas. Siempre gusta más leer a alguien cercano y con el que puedas identificarte.

Es por eso que en cada receta trato de dar algo de mi. Escribo sobre repostería, sí. Pero eso no me impide expresar, junto con las recetas, las cosas que se me pasan por la cabeza, hacer un agradecimiento, dedicarle algo a alguien,  o contar que me he levantado con el pie izquierdo.

la foto 3

El respeto también es importantísimo. Citar fuentes, y no adueñarse de fotografías o contenido ajenos, es básico. Por propia voluntad, no deberíamos caer en errores de ese tipo, pero es que además si lo hacemos, aunque internet sea muy grande, todo se acaba sabiendo y terminan por colorearte la cara, como es lógico.

Otro punto importante es la dedicación y continuidad en las publicaciones. Y aquí es donde más he fallado yo. He llegado a pasar un año sin escribir, cuando es algo que me gusta. De hecho, he vuelto a hacerlo porque lo echaba realmente de menos. A veces cuesta sacar tiempo para cocinar, hacer las fotografías, y escribir. A veces tienes miles de cosas que hacer en el día, o estás de exámenes, en mi caso, y se te hace un poco cuesta arriba. Sin embargo, la recompensa, es tener este rinconcito mío para contaros lo que se me pase por la cabeza.

 

la foto 4

Los blogs, en definitiva,  fomentan la comunicación. Fomentan aprender cosas nuevas, y conocer gente con las que compartes intereses o ilusiones.  Hacen que personas de a pie, como tú y como yo, nos sintamos grandes escritores contando nuestras batallitas. O incluso son lanzadera de pequeños negocios.

Si la pregunta es ¿por qué hacer un blog?, o ¿Blog sí, o no?, mi respuesta siempre será blog sí, porque conseguirá hacerte un poquito más feliz.

Mucha suerte María, con esta nueva etapa blogger, y con todo lo que te propongas.

la foto 5

Y ahora, a por la receta.

CUPCAKES DE LIMÓN Y CREMA DE QUESO

Ingredientes para el bizcocho (para unos 8 cupcakes):

  • 80 gr de margarina
  • 140 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 120 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 120 ml de leche
  • la ralladura de la corteza de un limón
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 170º.
  2. Batimos conjuntamente margarina y azúcar.
  3. Añadimos el huevo, y batimos de nuevo.
  4. Tamizamos la harina.
  5. Incorporamos harina y leche, a partes iguales, intercalándolas, y batimos a velocidad baja hasta que se integren.
  6. Añadimos la levadura, la ralladura de limón, y el zumo de limón, y batimos nuevamente.
  7. Repartimos la masa en las cápsulas hasta 3/4 de su capacidad, y horneamos 22-24 minutos.

la foto 6

Ingredientes para la crema:

  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 gr de queso de untar (tipo philadelphia)
  • 280 gr de azúcar glas
  • 3 cucharadas de zumo de limón

Preparación:

  1. Tamizamos el azúcar glas.
  2. Batimos la mantequilla con el azúcar glas hasta que se forme la crema.
  3. Añadimos el zumo de limón, y continuamos batiendo.
  4. Incorporamos por último, y bien frío, el queso de untar. Es mejor no sacar el queso de la nevera hasta que no lo vayamos a utilizar para que no pierda consistencia. También es importante que una vez hayamos añadido el queso, reduzcamos la velocidad de batido.
  5. Batimos lentamente hasta que se hayan mezclado bien todos los ingredientes, y después a velocidad rápida 2-3 minutos.
  6. Crema lista para decorar nuestros cupcakes.

 

¡Espero que os gusten!

la foto 7

 

Gisela.

Cupcakes de fresa y algo para reflexionar

¡Hola!

Hoy os traigo una receta poco innovadora, pero que siempre da buenísimos resultados. También una reflexión.

Son muchos ya los detractores del cupcake, y de la repostería creativa en general. A muchas de nosotras, nos llaman “malenis”, esto es, chicas a las que les gusta la estética retro, los vestidos con flores, el color rosa, los objetos vintage y hornear sin parar (c’est moi!).  La primera vez que leí sobre el término que nos habían asignado, fue en el blog de biscayenne, y juro que reí y reí. Y también con la foto que publicó en su instagram hace poco  Lucía Be  declarando la muerte al cupcake.

image_1

Creo que no debemos ponernos a la defensiva y tomárnoslo como un ataque, sino como algo gracioso, salvo que se entre en faltas de respeto. Tenemos que verlo como una oportunidad para mejorar.

Es evidente el boom que ha tenido en España todo el tema de la repostería creativa, y es lógico que surja el debate tanto para bien, como para mal.  La realidad, es que el paladar de la gran mayoría de españoles no está adaptado a esta clase de pasteles. Nosotros somos más de buñuelos, ensaimadas, churros, bizcocho de limón del de toda la vida, y no tanto de buttercream.

image_2

Pero, amigos detractores del cupcake, de las malenis, y compañía, hay algo que no podréis negar, y es el arte que tiene cada uno de nuestros pastelitos. Realmente llevan mucho trabajo y hay decoraciones que son verdaderas obras de arte. Eso es indiscutible. En cualquier caso, nadie debería comprar un pastelito únicamente por ser bonito, sino por estar bueno.

image_3

Desde que empecé hasta ahora, me he topado con muchos que me felicitaban por lo bonito que me había quedado esto o aquello,  pero que  acto seguido se lo dejaban a mitad porque les resultaba demasiado empalagoso. He visto también apartar el fondant del bizcocho en una tarta porque recordaba a la plastilina. He probado auténticas piedras de azúcar glas en distintos comercios de cupcakes. También he visto cosas tan llenas de fondant, que probablemente me habría dejado una muela al probarlas. No estamos en USA, y aunque en España también hay mucho goloso, no llegamos a estos extremos.

image_4

Ahí es donde tenemos que mejorar. Puede que, por bonito y por novedad, nos hagan un encargo de 200 cupcakes y galletas para una boda, o una tarta para un cumpleaños, pero si no conseguimos que  realmente se disfrute comiéndolos, se quedará en eso, en un encargo pasajero porque está de moda y es “mono”, nada más.

Hay que buscar el equilibrio entre lo bonito y lo bueno. Debemos buscar proporciones y sabores que se acoplen más a nuestros gustos y, utilizar el máximo de ingredientes naturales posibles.  Yo por mi parte, maleni de nacimiento, voy a tratar de mejorar cada receta para hacerla más ligera y conseguir que no sobre ni uno de mis dulces en el plato. ¿Os apuntáis?

image_5

Mi primera propuesta “ENDULZA no EMPALAGA” son estos cupcakes de fresa:

CUPCAKES DE FRESA

Ingredientes para 6 cupcakes:

Para el bizcocho:

  •  80 gr de margarina
  •  140 gr de azúcar
  •  120 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 huevo
  • 120 ml de batido de fresa o de leche
  • 1 cucharadita de extracto o esencia de fresa
  • 4 fresas grandes

Para la buttercream:

  • 190 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 280 gr de azucar glas
  • 7-8 fresas grandes peladas (120 gr aproximadamente).

 

Preparación del bizcocho:

  1. Precalentamos el horno a 170º.
  2. Batimos conjuntamente margarina y azúcar.
  3. Añadimos el huevo y batimos nuevamente.
  4. Tamizamos la harina y la incorporamos intercalándola con el batido/leche.
  5. Añadimos la levadura y la esencia o extracto de fresa.
  6. Pelamos las fresas, las cortamos en trocitos pequeños y las incorporamos ya con la espátula, al resto de la masa.
  7. Rellenamos las cápsulas para cupcakes 3/4 de su capacidad, y horneamos 22-24 minutos.

Preparación de la crema:

  1. Batimos la mantequilla hasta que quede cremosa.
  2. Pasamos por el tamiz el azúcar glas, lo vamos incorporando a cucharadas y batimos 3-4 minutos a velocidad alta.
  3. Troceamos las fresas peladas y las pasamos por el triturador hasta conseguir un puré. Es muy importante en este punto haberlas pelado bien para que después no queden pepitas que obstruyan la manga pastelera.
  4. Añadimos poco a poco el puré de fresas a la crema. Al principio parece que se vaya a cortar, pero hay que seguir batiendo.
  5. Metemos la crema en la manga y ya la tenemos lista para decorar nuestros cupcakes.

image_6

Están de muerte. Yo, mujer de salado, lo juro, me los como feliz. No empalagan, no se quedan en el plato, no masticas azúcar glas, y saben mucho a fresa.

Os propongo que utilicéis purés de fruta natural en vuestras recetas, que siempre le dan un toque genial. Aquí os dejo el calendario que he hecho  por si queréis saber qué frutas son las de temporada. Es importante saber este tipo de cosas tanto por el precio, como por la calidad de lo que compramos:

frutas

image_7

Por último sólo decir:  ¡Que vivan las  malenis que se pasan horas en la cocina investigando recetas y consiguiendo resultados realmente espectaculares!, y ¡también un hurra por aquellos que defendéis la pastelería tradicional porque es magnífica!. La clave está en que nos respetemos y aprendamos unos de otros. Hay público para todos los gustos.

image

¡Besitos y hasta pronto!

Gisela

Bienvenidos al nuevo petit monde de Giselle!

¡¡Hola a todos!!

Hoy es un día especial para mi. Vuelvo a escribir. Y digo vuelvo porque ya lo hacía antes. Mi “petit monde” se creó hace más de dos años, y desde el principio me llenó de alegría. Desaparecí de la blogosfera una temporada porque se me quemó el horno y, ¿qué va a hacer una pastelera aficionada  sin horno?

image

image-3

Aún así no tengo excusa. Lo volví a hacer. Volví a desaparecer pero esta vez por un año, que se dice pronto. No es justo hacer eso con personas que dedican aunque sea un poquito de su tiempo para leerte y escribirte, pero la vida da muchas vueltas, y a veces cuesta seguirle el ritmo, y eso me ha pasado a mi. Algún día entraré en detalles sobre la locura de año que he llevado, pero hoy, sólo quiero transmitir mi ilusión y mi compromiso.

image-5

image-1

La idea de volver a escribir, ha sido una constante en mis pensamientos, pero el empujón definitivo se lo debo a Twitter! Bueno, a Twitter no, a las personas  que escriben cosas tan  bonitas sobre ti, sin que te enteres siquiera:

la foto 2la foto 1

Eso ha sido un empujonazo para volver a escribir (gracias Sonia) ; ver que por el mundo, aún llevando un tiempo desaparecida, hay quien te recuerda, y quien valora las cosas que haces.  Con sinceridad digo, que nunca pensé que mi blog llegase a más que a cuatro amigas, la familia, y alguna que otra persona más. Pero con este tipo de cosas, que además aparecen por casualidad llenándote de ilusión, te das cuenta de que esto es real. Que detrás de la pantalla realmente hay una persona leyéndote. Igual es una persona que te lee en silencio, que jamás te deja un comentario porque es tímida, o simplemente le da pereza, pero ahí está. Te das cuenta de que surgen vínculos,  y de que llegas a conocer a personas de las que puedes aprender un montón,  o a las que puedes ayudar con tu humilde experiencia.

image-6

Y aquí estoy de nuevo, con ganas de tomármelo en serio, de preparar mil cosas, de enseñároslas. Quiero que disfrutéis de mis historias, que me conozcáis más cada día, que os quedéis conmigo.

He decidido trasladarme a WordPress porque he tenido algunos problemas con la cuenta de blogspot y también porque me parece más cómodo y sencillo su sistema. Por el momento no prescindiré del petit monde inicial porque mis comienzos están allí y me da muchísima pena.

la foto

Las fotos que hoy os enseño son de una mesa dulce que me encargó el otro día el mejor fotógrado del mundo . Pronto compartiré con vosotros más ideas, recetas, tutoriales, y todo lo que propongáis y esté en mis manos.

Dicho lo dicho, sólo me queda daos la bienvenida a los que me leéis por primera vez, y también a aquellos que ya me leyeron y hoy vuelven a hacerlo. ¡¡BIENVENIDOS!!

Gisela